El Atlético juega un polémico amistoso en Jerusalén

31 0

El Atlético de Madrid cerrará la temporada con un polémico encuentro amistoso contra el Beitar Jerusalén que se celebrará este martes en el estadio Teddy Kollek, en la Ciudad Santa. El presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, envió una carta a la UEFA, a la Federación Española de Fútbol (RFEF) y a la directiva del Atlético en la que solicitaba que se suspendiese el partido. “No estamos en contra de que jueguen en Israel, pero no queremos que lo hagan en la Jerusalén ocupada”, dice Rajoub en la misiva.

A pesar de que el estadio se encuentra en Jerusalén Oeste, desde la federación palestina se acusa a Israel de utilizar el fútbol para normalizar la capitalidad israelí de la Ciudad Santa. Israel declaró Jerusalén su capital “unida, eterna e indivisible” en 1980, pero la comunidad internacional no respaldó el movimiento y la Autoridad Palestina, liderada entonces por el carismático Yaser Arafat, declaró Jerusalén Este capital del futuro estado palestino.

A finales de diciembre de 2017, Estados Unidos, bajo el liderazgo de Donald Trump, reconoció unilateralmente a Jerusalén como capital del estado hebreo, y hace ahora un año, trasladó la Embajada norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén, para ratificar una decisión criticada mundialmente por chocar con el espíritu de los acuerdos internacionales vigentes, en los que se recoge que el estatus final de la Ciudad Santa será consensuado entre las partes en futuras negociaciones.

Las presiones palestinas ya lograron el año pasado que la selección Argentina cancelase un encuentro contra Israel en Jerusalén, pero en esta ocasión, el israelí, Idan Ofer, dueño del 32% de las acciones del club madrileño, se ha encargado de zanjar la controversia con unas polémicas declaraciones que caldean aún más el ambiente. “El Atlético jugará en Jerusalén, la capital de Israel. Los deportes deben de ser puentes entre las naciones y los pueblos y no dividir”, dijo el multimillonario judío en el Canal 13 de televisión.

Según la prensa hebrea, de lo poco que ha trascendido del acuerdo sellado entre el Atlético y el Beitar de cara al amistoso, se sabe que el club del español se compromete a desembarcar en la Ciudad Santa con Griezmann, Godín, Koke y Diego Costa al frente de la expedición. Un elenco de estrellas internacionales frente al que el equipo local alineará a sus titulares indiscutibles, a pesar de que los días en el equipo de su entrenador, el exjugador internacional israelí Nir Klinger, están contados.

Visita a Be’er Sheva

Klingler, que se hizo cargo de la plantilla del Beitar a mitad de temporada, ganó los últimos partidos, pero no logró el objetivo de clasificar al equipo para la fase de grupos de la Europa League. En enero pidió como refuerzo un delantero pero sus demandas no fueron satisfechas por el club. Los resultados no acompañaron y aunque el Beitar seguirá en la Ligat ha´Al (la Primera División israelí), la prensa deportiva hebrea ya da por hecho que el del Atlético será su último partido dirigiendo el banquillo del Beitar. “Si ganamos siempre quedará que vencimos al Atlético de Madrid así que haremos todo lo posible para que eso suceda”, declaraba esta semana el técnico israelí.

Los jugadores del Atlético llegaron la tarde del lunes a Tel Aviv, ciudad elegida para que se alojasen los colchoneros, y se espera que el martes por la mañana varios jugadores y el entrenador del equipo, Diego Simeone, visiten la academia de fútbol del club madrileño en Be’er Sheva, la ciudad en la que el accionista israelí del club desarrolla la expansión del Atlético en Israel. Después, a primera hora de la tarde, llegarán al estadio del Beitar en Jerusalén, donde apenas quedan ya entradas para el encuentro. Según la organización, de las 30.000 localidades a la venta, 29.000 ya están en manos de los aficionados.

Las entradas para los socios oscilan entre 110 y 165 nis (27-41€), dependiendo del lugar. Los boletos para el público en general saldrán a la venta un día antes del encuentro y su precio oscilará entre los 132 y los 180 nis (32-44€). Como suele ser habitual en Israel, hay precio especial para los soldados, que podrán ver el amistoso por unos 14 euros. Tarifas con las que el lleno -unos 32.000 espectadores- está garantizado.

Homenaje a Benayoun

Durante el encuentro también se homenajeará al futbolista israelí, Yossi Benayoun, que el pasado 11 de abril anunció su retirada del fútbol tras jugar la última temporada en las filas del Beitar, equipo al que seguirá vinculado como parte del cuerpo técnico. Será el primero de una serie de homenajes al internacional hebreo que jugó en el Racing de Santander y que hace una década vivió momentos de gloria en el Liverpool de Rafa Benítez, al marcar en el Bernabéu el gol que abriría la puerta a la eliminación del Real Madrid de la Liga de Campeones en la temporada 2008-09. Entonces los reds, como hicieron la semana pasada con el Barcelona, vapulearon al contrario en Anfield con 4 goles.

Los hinchas del Beitar, apodados La Familia y conocidos por protagonizar altercados de corte racista y por sus cánticos xenófobos -que la actual dirección del club se esfuerza en erradicar-, parecen haberle perdonado a Benayoun el “pecado” de haber vestido de rojo. Toda una ofensa para los seguidores que tiñen las gradas del estadio jerosolimitano de amarillo y negro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: El país

Related Post

Your reaction

NICE
SAD
FUNNY
OMG
WTF
WOW

React with gif

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[wordpress_social_login]


OR


Note: Your password will be generated automatically and sent to your email address.

Forgot Your Password?

Enter your email address and we'll send you a link you can use to pick a new password.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas