Escándalo en EE UU por los sobornos para acceder a universidades de élite

46 0

La operación ha contado con más de 200 agentes del FBI y hay cerca de cincuenta personas detenidas o inculpadas en seis Estados en una redada masiva por el pago de sobornos millonarios para ingresar en prestigiosas universidades de Estados Unidos como Georgetown, Yale o Stanford, entre otras. En una rueda de prensa de más de una hora de duración en Boston, el fiscal Andrew Lelling ha calificado el caso como el mayor escándalo de fraude en las admisiones universitarias que jamás haya sido procesado por el Departamento de Justicia.

Los cargos se conocen dos semanas antes de que las universidades que conforman la conocida como Ivy League y otras universidades importantes anuncien las admisiones para la promoción que se licenciará en 2023.

En la operación, que ha sido bautizada como Varsity Blues, están inculpados más de 20 padres que pagaron sumas millonarias para que sus hijos lograran una plaza en estos centros de élite. También están implicados en el gigantesco fraude entrenadores, que fueron quienes aceptaron las sumas millonarias para que los jóvenes candidatos accediesen a los prestigiosos centros educativos sin tener en cuenta los méritos académicos o deportivos de los solicitantes.

“Los padres son el principal motor de este fraude”, declaró el fiscal Lelling, quien recalcó que esos “padres privilegiados” usaron su riqueza para crear un proceso ilegal paralelo de admisiones que favoreciera a sus hijos. Dicho esto, el fiscal dejó claro que lo que no habría sería “un sistema de justicia diferente”. “Las auténticas víctimas de este caso son los estudiantes que se quedaron fuera del proceso para que entraran jóvenes mucho menos cualificados porque sus familias pagaron por su acceso”. Entre los nombres de Hollywood que hasta ahora han salido a la luz se encuentran los de las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin.

La fiscalía ha indicado que el fraude comenzó en 2011 y aceptó sobornos por un total de 25 millones de dólares. Según un acusado que ahora colabora con la fiscalía, se modificaban las pruebas académicas de admisión de aquellos hijos cuyos padres habían pagado. En el caso de Felicity Huffman, la actriz habría abonado 15.000 dólares por el examen modificado de su hija mayor, y comenzó el mismo proceso para su hija menor, pero luego abandonó la idea. Loughlin y su esposo, el diseñador de moda Mossimo Giannulli, también acusado, habrían acordado pagar medio millón de dólares para que sus hijas fueran incluidas en el equipo de remo de Universidad del Sur de California (USC), aunque ninguna de ellas es remadora. Las dos hijas de la pareja fueron aceptadas en USC.

Fuente: El país

Related Post

Los apuros de Macron

Posted by - octubre 7, 2018 0
El presidente francés, Emmanuel Macron, se ha enfrentado desde el verano a una cadena de dimisiones en su Gobierno, la…

Your reaction

NICE
SAD
FUNNY
OMG
WTF
WOW

React with gif

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[wordpress_social_login]


OR


Note: Your password will be generated automatically and sent to your email address.

Forgot Your Password?

Enter your email address and we'll send you a link you can use to pick a new password.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas