Netflix entra en la asociación de los estudios de Hollywood

50 0

Netflix ya no es una plataforma de vídeos por Internet. Es un gran estudio de Hollywood. Esa evidencia se hizo oficial este martes, cuando la Asociación de Productores de Cine (MPAA, por sus siglas en inglés) anunció la entrada de Netflix en el club que agrupa a las majors, los principales estudios de la industria. Ya no se puede hablar de los seis grandes. Son siete: Disney, Fox, Warner, Sony, Paramount, Universal… y Netflix, la empresa que hace solo una década era un videoclub digital. “En nombre de la MPAA y sus miembros, es un placer dar la bienvenida a Netflix como socio”, dijo en un comunicado Charles Rivkin, presidente ejecutivo de la asociación. “Añadir a Netflix nos permitirá defender de manera más efectiva a la comunidad global de creativos contadores de historias”.

El jefe de contenido de Netflix, Ted Sarandos, aparece citado en el comunicado diciendo: “Unirnos a la MPAA pone todavía más de relieve nuestro compromiso con asegurar la vitalidad de estas industrias creativas y tanta gente talentosa que trabajan en ellas en todo el mundo”.

La MPAA es el lobby de la industria del cine y la televisión. Es la asociación de grandes titanes de la producción y la distribución que, entre otras cosas, califica las películas por edades, presiona para conseguir ventajas fiscales o lidera la lucha contra la piratería. La asunción de Netflix como parte de ese club supone admitir por primera vez en años que hay un jugador nuevo en la ciudad. Un jugador con dos cabezas, una de producción de contenido y otra de innovación digital. Lo que sale por Netflix llega a más de 130 millones de personas. Y desde este año, lo que sale por Netflix es oficialmente de lo mejor que se hace en Hollywood.

Porque la decisión de la MPAA se anunció el mismo día que las candidaturas a los Oscars 2019. Netflix ha logrado 15 nominaciones, entre ellas 10 para la película Roma, de Alfonso Cuarón. Es un éxito asombroso para una empresa de fuera de los estudios clásicos. Además, Roma es la favorita absoluta en un año en el que el resto de las películas son medianas. Si no estuviera Roma, podría ganar cualquiera.

En toda la carrera de Netflix por convertirse en un estudio de Hollywood hay pocos momentos tan significativos. Su primera serie de producción propia, Lilyhammer, en 2012. El estreno de su primer gran éxito, House of Cards, la primera vez que la gente empezó a hablar del concepto “serie de Netflix”, en 2013. La primera nominación al Oscar, por un documental en 2014. El primer intento serio de hacer una película que pudiera estrenarse en cines y crear conversación como las de Hollywood, Beasts of no Nation, en 2015. En esa historia, el 22 de enero de 2019 aparecerá como el día en que Netflix se convirtió en una productora de Hollywood con 15 nominaciones a los Oscar y su aceptación dentro de la MPAA. Solo han pasado ocho años.

Fuente: El país

Related Post

Your reaction

NICE
SAD
FUNNY
OMG
WTF
WOW

React with gif

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[wordpress_social_login]


OR


Note: Your password will be generated automatically and sent to your email address.

Forgot Your Password?

Enter your email address and we'll send you a link you can use to pick a new password.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas