Silvano, el diputado portugués que está en dos sitios a la vez

7 0

El diputado Silvano tiene el don de la ubicuidad, quizás por eso no es un diputado cualquiera. Es el secretario general del primer partido de Portugal, el Partido Socialdemócrata (PSD). Silvano está en el Parlamento de Lisboa y a la vez en Vila Real, a 400 kilómetros. Como su milagrosa actividad es difícil de creer, el presidente de la Cámara y la Fiscalía General del Estado investigan las habilidades de Silvano.

El pasado mes de octubre, Silvano fue visto físicamente en Vila Real y, al mismo tiempo, dejó huella virtual en el pleno del Parlamento portugués, según los registros de la Cámara. En las sesiones de la asamblea, cada diputado debe introducir su clave en el ordenador del escaño para que quede registrada su presencia —que da derecho a 69 euros en dietas— y, en caso necesario, su votación. Sin embargo, Silvano fue pillado en “flagrante de litro”, que diría Pessoa, en al menos dos ocasiones, según ha revelado Expresso y consta en la web Hemiciclo.pt.

El hecho, repetido más de una vez, ha puesto en marcha una investigación por parte del presidente del Parlamento, el socialista Ferro Rodrigues, y también del ministerio público, por si hubiera algún tipo de delito documental.

“Espero que no sea verdad. Es importante que los diputados tengan una manera de actuar que sea moralmente superior”, dice el comisario europeo Carlos Moedas

Los servicios técnicos ya han dictaminado que el ordenador se abrió con la clave correcta, por lo que se deduce que Silvano pasó la contraseña a algún compañero de partido, que el PSD no ha querido revelar. El flamante secretario general del PSD se ha limitado a reconocer la suplantación, aunque lo justifica por sus trabajos políticos.

Tras descubrir su falsa ubicuidad, Silvano ha cambiado la estrategia de la ubicuidad por la de la desaparición. Esta misma semana firmó el acta de entrada en la Comisión de Transparencia —no es broma— y desapareció. No se le vio más allí, ni siquiera llegó a sentarse. Se desconoce si estaba en alguna de las seis comisiones parlamentarias en donde figura como miembro.

El anterior secretario general, Feliciano Barreiras Duarte.
El anterior secretario general, Feliciano Barreiras Duarte.

Por fin, en la tarde del jueves, Silvano dio la cara en el Parlamento, aunque sin derecho a preguntas. Leyó un comunicado ante los periodistas en el que decía que es “un hombre honrado” y que no pidió a nadie que registrase su presencia en el ordenador. Silvano asegura que está siendo el “objetivo de la atención mediática” por ser secretario general del PSD.

Algunos dirigentes del partido no saben dónde meterse. El comisario europeo de innovación, Carlos Moedas, compañero de partido, ha declarado en la cumbre de Helsinki del Partido Popular Europeo: “Espero que no sea verdad. Es importante que los diputados tengan una manera de actuar que sea moralmente superior; que no tengan ninguna falta ni incorrección”.

más entradas de este blog

Sin embargo, para el presidente del PSD, Rui Rio, la actuación de su secretario general es una menudencia. “El caso no es agradable, ¿pero se creen que tener una propuesta de país, debatir el país, puede ser anulado por pequeñas futilidades? No puede ser, tenemos que estar un poco por encima de esas cosas”.

Rio apenas lleva 10 meses en el cargo. Sustituyó al ex primer ministro Pedro Passos Coelho en enero, y desde el primer día su trayectoria se ha visto jalonada por crisis internas. El primer partido de la oposición, apenas puede ejercer esta función, pues tiene que dedicarse más a apagar los fuegos creados en su seno.

Aparte de los desplantes del grupo parlamentario a su propio portavoz, José Negrão, las declaraciones, iniciativas y designaciones de Rio no han sido muy felices. En 11 meses lleva dos secretarios generales; el primero, Feliciano Barreiras Duarte, le duró dos meses, el tiempo que se tardó en descubrir que había hinchado su currículum con estudios en la universidad de Berkeley, que jamás había pisado, y que cobraba ayudas de transporte por vivir fuera de Lisboa, lo que no era cierto.

La dirección del primer partido de Portugal no está siendo fácil para Rui Rio, que ve al Partido Socialista alejarse en las encuestas y al conservador CDS acercarse. Preguntado en Helsinki, por la continuidad de su secretario general, Rui Rio contestó a los periodistas: “Mis palabras no son como los yogures, que tienen validez de 30 días. Ya dije antes que confío en mi secretario general”.

Fuente: El país

Related Post

El espejo de Netanyahu

Posted by - octubre 18, 2018 0
La retención durante más de dos semanas de una estudiante estadounidense en el aeropuerto israelí Ben Gurión ha puesto al…

Your reaction

NICE
SAD
FUNNY
OMG
WTF
WOW

React with gif

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



OR


Note: Your password will be generated automatically and sent to your email address.

Forgot Your Password?

Enter your email address and we'll send you a link you can use to pick a new password.